COMUNICADOS  OFICIALES DEL DÍA MUNDIAL DE LAS ARTES ESCÉNCIAS PARA LA INFANCIA Y LA JUVENUTD 2021

Yvette Hardie

Presidenta de ASSITEJ Internacional

YVETTE HARDIE es directora de teatro, productora y educadora activa en el mundo del teatro y la actuación, con un especial interés en los niños, niñas y jóvenes. Ella promovió la creación de ASSITEJ Sudáfrica en 2007, y dirige la organización como Directora. Actualmente está cumpliendo su segundo mandato como Presidenta de ASSITEJ internacional (2011-2017)

YVETTE HARDIE es una directora de teatro, productora y educadora activa en el mundo del teatro y la actuación, con un especial interés en los niños y jóvenes. Ella inició el lanzamiento de ASSITEJ SA (el centro nacional de la Asociación Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes) en 2007, y dirige la organización como Directora. Actualmente está cumpliendo su segundo mandato como Presidenta de ASSITEJ internacional (2011-2017), una red de teatro para público joven con miembros de unos 100 países. Desde estas funciones, genera oportunidades para el intercambio artístico, la orientación, el desarrollo de aptitudes y la colaboración intercultural en todo el mundo, al tiempo que trabaja para revitalizar el panorama teatral sudafricano con obras de la más alta calidad y la mayor accesibilidad. En África, ella es Vicepresidenta de ACYTA (African Children and Youth Theatre Arena), la red regional de centros de ASSITEJ. Ha escrito y pronunciado numerosas conferencias sobre cuestiones relacionadas con las artes para el público joven, la educación artística y las artes para la reconciliación y la resolución de conflictos en todo el mundo.

Es muy apreciada por su trabajo en la educación artística, habiendo escrito planes de estudio y libros de texto nacionales tanto para las artes escénicas como para las artes visuales, y habiendo participado en la formación de profesores durante un período de aproximadamente 15 años. Yvette también dirige talleres en una variedad de aspectos relacionados con el teatro, incluyendo un acercamiento a la voz y el habla, y es profesora certificada de la técnica Lessac. Además, tiene una maestría en Práctica Teatral de la Universidad Tecnológica de Tshwane.

Yvette Hardie – Presidenta ASSITEJ Internacional

ASSITEJ International celebra este día 20 de marzo desde 2001, y desde 2012, hemos tematizado el día con el lema «Lleva a un niño al teatro hoy». Este ha sido un llamamiento a la acción para aumentar el acceso al arte para los niños, niñas y jóvenes y para llamar la atención sobre la responsabilidad de los responsables, patrocinadores y personas que compran entradas para asegurar que el público joven experimente el poder de las artes.

Sin embargo, en este año tan revuelto, en el que el mundo tal y como lo conocíamos ha dejado de girar en sus antiguas órbitas, y en el que han cambiado tantas cosas para los artistas, para los teatros, para los festivales, para las familias, para las escuelas y, por supuesto, lo más importante para los niños, niñas y los jóvenes, parece que ya no podemos decir «Lleva a un niño al teatro hoy» con la misma seguridad que antes.

Esto no se debe a que las artes o el teatro sean menos importantes -de hecho, si lo que dicen nuestros redactores de mensajes es cierto, son más importantes que nunca-, sino a que los mecanismos para compartir esta experiencia han tenido que cambiar y adaptarse.

Por eso, este año, en el Día Mundial de las Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud, quiero celebrar la extraordinaria riqueza de talento, de creatividad, de resiliencia, de adaptabilidad, de pura tenacidad y determinación, que han mostrado los artistas al encontrar nuevas formas de acercarse a su público este año.

Han contado historias en directo en Facebook con interacción a través de chat en vivo; han creado experiencias interactivas grabadas o transmitidas en directo para que los niños las disfruten en casa; han hecho teatro en jardines, parques, entradas de vehículos y al otro lado de las ventanas; han convertido los salones y los dormitorios en espacios mágicos que hay que cartografiar y descubrir, atrayendo la imaginación sensorial; han convertido los laboratorios juveniles en línea y han creado bibliotecas en línea de recursos teatrales en vídeo; Han recurrido a la tecnología cotidiana, como el teléfono, y se han aventurado a utilizar Whatsapp, Tiktok e Instagram; han enviado experiencias teatrales por correo, a través de paquetes postales, con herramientas creativas en abundancia; han apoyado el aprendizaje en casa; han creado sobre la pandemia y han ideado y escrito las representaciones para cuando se permita de nuevo el contacto en vivo; han puesto en línea sus festivales, sus lecturas de obras, sus campamentos de vacaciones y sus talleres; han presionado y defendido, se han manifestado y han hecho peticiones; se han mantenido unidos. Han desarrollado la solidaridad comunitaria sacando el arte a la calle. Han demostrado su creatividad innata de muchas maneras.

Así que, mientras nos aventuramos juntos hacia el «futuro desconocido», pedimos a todos los que se preocupan de que los niños, niñas y los jóvenes tengan acceso a la extraordinaria riqueza imaginativa que las artes pueden aportarles, que sigan encontrando nuevas formas de que las artes escénicas y el público joven se reencuentren. Porque una cosa es cierta, el teatro es más necesario que nunca. En el teatro nos reconectamos, creando un espacio para la curación. Reimaginamos, realineamos y resistimos. Recordamos y volvemos a recordar nuestra humanidad común. Y es el artista que hay en cada uno de nosotros el que lo hace posible.

 

 

Malaika Hlatshwayo

«¿Por qué es importante el teatro en la vida de los jóvenes? En primer lugar, el teatro es una mezcla de la mayoría de las formas de entretenimiento. Por ejemplo, hay actuación, baile, música y poesía. Todas ellas sanan el alma de una manera diferente para cada miembro del público y para los intérpretes. También definen el teatro. El teatro nos ayuda a darnos cuenta de las cosas que ocurren en la vida real de la manera más tranquila e interesante. Lo que digo es que a la gente le interesan cosas diferentes. Uno puede estar interesado en la música y puede encontrar el baile «aburrido». La otra puede estar interesada en la actuación y encontrar la poesía complicada y difícil de entender. Pero cuando todos vienen al TEATRO, cada persona puede relacionarse y relajarse, porque el Teatro no trata sólo de una cosa, sino de todas. Así que el Teatro tiene en cuenta los intereses de todos. Al llegar a la juventud, todos tenemos puntos fuertes y débiles. Cuando alguien habla, todos escuchan. Cuando alguien se mueve, todo el mundo quiere ver. Cuando alguien cuenta una historia, todos quieren escuchar. El teatro ayuda a los jóvenes a curarse de viejas heridas y situaciones traumáticas. El teatro también puede ayudar a escapar de la nueva realidad que es el Covid-19. El teatro puede ayudar a los jóvenes a ver sus errores y solucionarlos. El TEATRO grita ARTE y es la mejor manera de ayudar a la gente a darse cuenta y a relacionarse. El teatro nos ayuda a escapar del horror de las calles y de todo lo que conlleva la calle, como la violencia , las drogas, etc. El TEATRO es la voz de los niños que sienten que no son escuchados o que sus opiniones no importan. El teatro es una forma de conectar.

T- Together
H- Healing
E- Experience
A- Ambition
T – Timeless
R- Relating
E- Escape

Malaika Hlatshwayo,  es una joven sudafricana de 14 años a la que le encanta el teatro, es actriz y acaba de publicar su primer libro, El ombligo.

 Luisa Crobelatti

«El teatro es el lugar donde somos vistos, donde gritamos y somos escuchados, donde soñar y ser soñados se convierte en un hábito de nuestro día a día (¿cotidiano?). Los jóvenes anhelamos el mundo y, más allá de que el teatro satisfaga la necesidad de vivir, es a través de él que nos miramos por dentro, en el espejo que se nos ofrece, y reconocemos nuestro entorno, nuestro yo y el otro, de forma profunda y crítica.
A veces, el año pasado, el teatro fue la válvula de escape de un mundo que está al borde del precipicio, pero al mismo tiempo, fue a través de él que logramos ver el hilo de la esperanza, incluso aunque fuera el último, y lo utilizamos para mostrar nuestro grito de amor, de ayuda e, incluso, para advertirnos de aquello que nuestro presidente no fue capaz de advertirnos: la situación real de esta pandemia.

El arte nos ha salvado de muchas cosas, incluso de la locura en medio del caos declarado.

Sólo en el teatro podemos narrar el pasado, dialogar en el presente y construir el futuro con nuestra propia voz y cuerpo.

El futuro nos pertenece».

Luísa Crobelatti tiene 20 años y vive en São Paulo; es miembro de Paideia desde 2014 y sueña con ser actriz actuando en el Mundo

Suzanne Versele

Tiempo para mirar.
Puedo pulsar la pausa, rebobinar, avanzar.
Las actuaciones se convierten en píxeles en movimiento. Los devoro.
Tiempo para buscar historias fuera de mi ventana.
El vecino, la mujer del vecino, el perro del vecino.
El mundo se hace pequeño.
Nos tambaleamos. Sobre las curvas.
Inventamos historias para después.

El verano. La crisis se toma un respiro. Respiramos con ella.
Octubre. Comienzo. Regreso a casa.
Me empieza a picar la máscara. Me empieza a picar el estómago.
El suelo del teatro se vacía y estallamos en ideas.
Las retenemos. Tocando, ¿qué era otra vez?

Quiero volver a sentarme a tu lado en una silla roja. Para indignarme.
La cultura es la mejor manera de gritar.
¿Pero qué pasa si se le pone una careta para que la use?
Deseamos más que nunca.
Recreamos alternativas. En línea, en las calles.
Recreamos la esperanza. Más que las medidas de cierre.
Otro informe del consejo se convierte en una pieza musical.
¡Cultura! ¡Celebración! Una botella de champán.
El corcho está saliendo. Estamos burbujeando.
Listos para escupir.

Suzanne Versele es una estudiante de 23 años de la escuela de arte del director en Bruselas. El año pasado actuó en DROP BY DROP, una obra sobre sus experiencias durante su viaje a Israel y Palestina.

Hinata Sakai

Me gusta mucho el teatro porque es muy divertido actuar y ver obras. Cuando actúo, mi cuerpo y mi corazón se unen inconscientemente. Cuando veo una obra, me meto en la historia y los sentimientos de los personajes me llegan. Si el teatro desapareciera, perdería tres cuartas partes de mi vida y me desanimaría; por eso, para mí, ¡el teatro es el poder de la vida y es indispensable!

Hinata Sakai tiene 10 años. Vive en la prefectura de Kanagawa, en Japón. Es miembro de una compañía de teatro regional, «Our Town». Apareció por primera vez en el escenario cuando tenía cuatro años, actuando con toda su fuerza como Pato Picota.

COMUNICADOS 2020

Yvette Hardie – President

YVETTE HARDIE es directora de teatro, productora y educadora activa en el mundo del teatro y la actuación, con un especial interés en los niños, niñas y jóvenes. Ella promovió la creación de ASSITEJ Sudáfrica en 2007, y dirige la organización como Directora. Actualmente está cumpliendo su segundo mandato como Presidenta de ASSITEJ internacional (2011-2017)

YVETTE HARDIE es una directora de teatro, productora y educadora activa en el mundo del teatro y la actuación, con un especial interés en los niños y jóvenes. Ella inició el lanzamiento de ASSITEJ SA (el centro nacional de la Asociación Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes) en 2007, y dirige la organización como Directora. Actualmente está cumpliendo su segundo mandato como Presidenta de ASSITEJ internacional (2011-2017), una red de teatro para público joven con miembros de unos 100 países. Desde estas funciones, genera oportunidades para el intercambio artístico, la orientación, el desarrollo de aptitudes y la colaboración intercultural en todo el mundo, al tiempo que trabaja para revitalizar el panorama teatral sudafricano con obras de la más alta calidad y la mayor accesibilidad. En África, ella es Vicepresidenta de ACYTA (African Children and Youth Theatre Arena), la red regional de centros de ASSITEJ. Ha escrito y pronunciado numerosas conferencias sobre cuestiones relacionadas con las artes para el público joven, la educación artística y las artes para la reconciliación y la resolución de conflictos en todo el mundo.

Es muy apreciada por su trabajo en la educación artística, habiendo escrito planes de estudio y libros de texto nacionales tanto para las artes escénicas como para las artes visuales, y habiendo participado en la formación de profesores durante un período de aproximadamente 15 años. Yvette también dirige talleres en una variedad de aspectos relacionados con el teatro, incluyendo un acercamiento a la voz y el habla, y es profesora certificada de la técnica Lessac. Además, tiene una maestría en Práctica Teatral de la Universidad Tecnológica de Tshwane.

Yoshi Oida
Actor, director y escritor. Nacido en la Prefectura de Hyogo en 1933. Actualmente reside en París,
Francia. Empezó su carrera como actor en Bungakuza y en la Compañía de Teatro Shiki. Desde
1970 trabajó con Peter Brook en el CIRT (Centro Internacional de Investigación Teatral). Ha
actuado en Mahabarhata, Tempest y The Man Who, dirigida por Peter Brook, Shunkin, dirigida
por Simon McBurney y muchas otras. También ha dirigido varias obras de teatro y óperas. El libro
«Un actor a la deriva», que escribió y publicó en 1989, ha sido traducido a 17 idiomas y es
considerado como «la biblia del actor» en todo el mundo. Ha recibido los siguientes honores del
Gobierno francés: Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres, Francia (1992), Officier de l’Ordre
des Arts et des Lettres, Francia (2007), y Commandeur de l’Ordre des Arts et Lettres, Francia
(2013).